viernes, julio 25, 2008

JOHNNY HAZARD por FRANK ROBBINS. 1


Primero lo leì en el diario La Razòn, de Buenos Aires, alrededor de 1950 y durante muchos años, con el nombre de Juan el intrèpido; luego en la revista El Gorriòn, de Editorial Làinez, donde se llamaba Piloto Jim; màs tarde en Pif Paf y El Tony, ya con su nombre original: Johnny Hazard.



Johnny Hazard era un piloto de guerra en sus primeros episodios y luego, afortunadamente, se fue convirtiendo en un andarìn que corrìa aventuras por todo el mundo: Londres, Parìs, Roma, Venecia, Argel, La India, Àfrica, Indonesia, Java, Berlìn, Amsterdam, El Tirol, Austria, Tìbet, Tokio, Macao, El Himalaya, Turìn, Grecia, Nepal ... Y en cada lugar, el ambiente participaba con sus caracterìsticas en el desarrollo de la historia; su periplo no era un simple telòn decorativo.



Y los ambientes en cada uno de esos paìses eran notablemente diversos: un circo, el Coliseo romano, la Òpera de Milàn, las calles y el puente de Londres, el rìo Sena en Parìs, el puerto de Amsterdam, el desierto, el fondo del mar, los canales de Venecia, luchas en el aire, la nieve del Tirol, una bodega francesa, criaderos de perlas, restaurantes franceses, siniestras clìnicas mèdicas.



La variedad de motivos de aventuras era continua: contrabando de diamantes, el robo del cetro real britànico, la lucha con un ex oficial alemàn, un tesoro en el desierto, el robo de su identidad, documentos militares desaparecidos, tràfico de perlas robadas, vengativos ex convictos, falsificaciòn de cuadros famosos, robo de planos de un aviòn secreto, atentado contra un ministro, asesinos samurais...



Y para ser completamente interesante, la historieta presentaba un variado nùmero de personajes memorables: aviadores, payasos, lores, cowboys, equilibristas, espìas, militares, agentes secretos, fotògrafos, turistas, delincuentes de guante blanco, exploradores, presidiarios fugados, mùsicos, magnates, mafiosos, mèdicos, pistoleros profesionales, cientìficos.
Cada personaje era un hallazgo gràfico y los caracteres femeninos eran entrañables.



El dibujo de Robbins, con un toque humorìstico en exacta medida, era objetivo y explìcito, perfecto para una tira de aventuras, y los argumentos, tambièn de Robbins, eran entretenidos y originales. ¿Quièn no recuerda a aquel viejo equilibrista en los cables del puente de Londres, robàndose el cetro real britànico? Y la escena final durante la coronaciòn de la Reina, suceso verìdico de esa època, en una viñeta que abarcaba toda la tira...



Frank Robbins hizo totalmente la tira de Johnny Hazard desde su apariciòn en 1944, hasta su final en 1977. Es una de mis favoritas de todos los tiempos.

Imagen tomada del sitio de la National Cartoonists Asociation.

CONTINUARÀ

6 comentarios:

agudus dijo...

Otro de mis favoritos, pero me ocurre como con tantos otros, no he tenido a mi alcance una edición (la de BURULAN se me pasó y no ha surgido otra ocasión).

Siempre surge la comparación con Terry. Me quedo con Johnny.

Rotebor dijo...

Hola, Agudus.
Como coleccionable, creo que en 1990, Ediciones Eseuve (española) publicò una serie cronològica bastante aceptable; apenas pude conseguir los tomos 3 y 4. Luego conseguì un nùmero de "Ilustraciòn + Comix internacional" (tambièn española), de enero de 1983, con pàginas dominicales a color, muy bien presentadas.
Las revistas y diarios de aquì siempre presentaron las tiras y pàginas retocadas y/o rearmadas; pero asì y todo, demostraba que era una historieta de aventuras muy buena.
Puesto a elegir una u otra entre "Terry" y "Johnny Hazard", yo tambièn elijo a esta ùltima en su totalidad. Creo que, tanto por el dibujo como por el relato, es una historieta modelo que deberìa ser estudiada a fondo (ademàs de difrutada).

jd dijo...

Además de Burulán y Eseuve, una tal edición Maisal publicó unos números de JH a finales de los setenta, y ya en los ochenta Norma también editó algunos tomos recopilatorios. Desconozco el orden y las características de ambas ediciones, aunque pienso que la de Norma será más fiable que la anterior.
Algo de todo ello se ve por internet, si bien los precios son a menudo poco asumibles.

Me sucede como a vosotros, queridos amigos: me quedo con Johnny Hazard. Lo poco que he visto de la serie me ha gustado mucho, además de que Robbins siempre me ha parecido muy original.

Rotebor dijo...

Hola, JD:
Un emprendimiento para publicar "Johnny Hazard" en su totalidad es riesgoso, porque son màs de treinta años de publicación diaria: unas 300 tiras por año, más 50 páginas dominicales. En números redondos tendríamos 9.000 tiras y 1.500 dominicales; a tres tiras por página de reedición, resultarían 15 tomos de 200 páginas c/u, y 7 ú 8 tomos de dominicales.
Sería más viable una reedición de aventuras seleccionadas. Como inicio podrìan ser 2 tomos de tiras y uno de dominicales; y desde ahí tantear las posibilidades.

Anónimo dijo...

Las aventuras de Johnny Hazard salian en la primera página del diario nocturno "El Plata" (Uruguay),como yo no sabía leer era mi padre el que le ponía la voz a todos los personajes, recuerdo como me consumíana los nervios con las malvadas mujeres chinas que no solamente atrapaban a nuestro piloto Johnny con su belleza síno que sacaban estiletes envenenados desde sus peinados o pistolas 9 mm desde sus ligas intentando matarlo. Creo que con esta tira comenzó mi vocación por el teatro. Enrique Sena de León (esena13@yahoo.com.ar)

Rotebor dijo...

Estimado Enrique:
Es interesante ver la relación de nuestras impresiones de infancia con nuestras vocaciones adultas.
Es un hermoso recuerdo el tuyo.
Por otra parte, habrá más Johnny Hazard en este blog.
Un saludo.